Quito, 30 de abril 2014

Rafael Correa Delgado
Presidente del Movimiento Alianza PAIS

 

Cc: Doris Solíz / Ricardo Patiño / Fander Falconí
Dirigentes Nacionales del Movimiento Alianza PAIS

 

Para quienes tenemos la convicción de que sin política no hay posibilidad de sostener las revoluciones democráticas, es un deber participar en la reflexión sobre los avatares de los movimientos populares -en el país, en la región y en el globo- e inevitable hablar, de la manera más frontal, de los posibles escenarios de futuro.

Bajo esa convicción, el Foro de L@s Comunes abrió en días pasados un espacio de discusión pública, que ha operado como una caja de resonancia de posturas críticas y auto-críticas que invocan a la revitalización de la acción política de la Revolución Ciudadana, en respuesta a los riesgos prefigurados el 23-F en el contexto de la ambivalente evolución del movimiento gobernante.

El 26 de abril se sumaron una serie de voluntades provenientes de distintos sectores populares, de izquierda y con diversas trayectorias (militantes, intelectuales, funcionarios, trabajadores y estudiantes), ciudadanos comunes, a fin de aportar a la construcción del documento que anexamos y con el que queremos ayudar a construir un diálogo permanente sobre las disyuntivas del cambio en el Ecuador del siglo XXI.

Mantener el rumbo del país hacia el horizonte de justicia y equidad al que se comprometió la sociedad con la vigente Constitución de la República, requiere de espacios de debate que afiancen un vínculo reflexivo de la sociedad con los derechos conquistados, de la ciudadanía con la política y de la militancia con su movimiento. Esos vínculos lucen hoy, no obstante, largamente debilitados.

Urge combatir tal fragilidad. Ello demanda reflexión colectiva sobre las condiciones de la disputa política y los modos de acción de la fuerza gobernante. Tal es el modo de zanjar los riesgos de un retorno de la derecha, al que pudiera empujar el resquebrajamiento de las convicciones políticas de quienes se han batido por el cambio histórico.

La fragilidad del compromiso ciudadano con el cambio está ligada al malestar con la debilidad democrática de AP, cierta arbitrariedad de las dirigencias y el escaso peso de la militancia dentro del movimiento. Parece poco probable sostener el proceso de cambio en el largo plazo, sin modificar este escenario. AP no puede postergar más su conformación como una organización democrática, con estructuras claras, discusión programática, procesos formativos y relación fluida con el conjunto de la sociedad. Los debates del Foro de l@s Comunes del 26 de abril, irrumpen motivados por estas demandas.

La IV Convención de AP sería el punto de partida para discutir las vías del cambio. El diálogo colectivo, que no se inaugura ni termina el 1 de mayo, debe situar las reformas más virtuosas para el movimiento. El Foro de L@s Comunes cree aportar a dicho proceso con Las tesis de abril (en adjunto). No pretendemos revelar verdad alguna ni poseer la razón. Solo nos mueve el espanto por la fuerza destructiva de la inercia.

¡Por un histórico inicio del debate en el día del trabajador!

 

FORO DE L@S COMUNES

 

Entrega de las Tesis de Abril

Entrega de la Tesis de Abril

Certificado de entrega