Foro de los Comunes

A un año de la victoria de Moreno ya no quedan dudas: el presidente abandonó el programa por el que el pueblo se pronunció en su favor en 2017 y gobierna a partir de los intereses del gran empresariado, de élites evasoras y de “figuras de buen nombre”. Semejante giro quiere ser legitimado con la lucha anti-corrupción que, imprescindible para la República, ha terminado por operar, la mayoría de las veces, como herramienta de extorsión y venganza contra quienes no se alinean con el poder. La rebeldía tributaria de los más ricos, por el contrario, será incluso recompensada por el nuevo programa económico. La des-estatización avanza, los mercados aplauden, la Embajada está de retorno.

Sobran entonces las razones para la indignación. Mal-gobierno no es apenas el nombre de la ineficacia o de la falta de conducción. Mal-gobierno es ignorar el mandato popular que lo invistió, es licuar la representación democrática de los intereses comunes. Es el gobierno de los pocos, el poder de los notables.

La movilización es el canal por el que la indignación toma forma pública. La vía que expresa la conformación de una voluntad colectiva que quiere hacer política más allá de las elecciones, las instituciones y los liderazgos providenciales. Si el mal-gobierno ha tomado cuerpo se debe menos a su propia astucia que a la incapacidad de dicha voluntad colectiva para resistírsele.  

Urge, entonces, volver a ocupar calles, plazas, espacios públicos. Hacer de la indignación un motor de organización y resistencia. Tomará tiempo, pero no hay atajos. El movimiento popular, las izquierdas, el tejido social vienen de un prolongado período de fragmentación y declive. La ciudadanía mira de lejos el enlodado juego político. La reactivación de unos y otros es condición fundamental para bloquear al mal-gobierno pero, sobre todo, para que la propia sociedad tome en sus manos la conducción de lo que está por-venir. Los poderosos están más organizados y articulados que nunca. El pueblo debe reinventarse. El conflicto y la resistencia son la vía. El 10 de abril es apenas un primer paso.

#ComunesMovilizados

#MalGobierno